Crónica por Nicolás Rost

El viernes fui a la escuela número 311 del Barrio Tristán Suarez, en el distrito de Ezeiza. Es una escuela que está próxima al tercer cordón bonaerense. No llegan los trenes eléctricos, pero los colectivos que salen de la estación de Ezeiza pasan a solo seis cuadras.

El colectivo para enla Ruta Nacional 205 y desde allí caminan los chicos, sin uniformes y con pesadas mochilas, por una de las pocas calles asfaltadas de la zona. Algunos llegan caminando desde sus casas, otros llegan en bicicleta. Autos casi no se ven. Según me comentó una de las docentes la escuela entrega bicicletas a los chicos que viven a más de dos kilómetros de la escuela. La modalidad es ya conocida, se entregan en comodato. El programa nacional se denomina “Aporte para la movilidad” y se está implementando desde el 2010.

Cuando llegué los alumnos que habían llegado antes de hora esperaban en la puerta del colegio. No porque quisieran, sino porque no las abren hasta la hora de entrada. A las 7.30 entran los alumnos del secundario y forman fila en el patio trasero, allí recitan el “Himno a la bandera”, a capella. A las 8.00 los alumnos de primaria repiten la función, siempre y cuando no llueva. Después del himno van a las aulas.

Una de las docentes me comentó que, cuando ingresan a las aulas, las formas de enseñanza no varían demasiado. Al principio –según me comentó- los docentes no habían recibido la capacitación y su uso se limitaba al uso que quisiera o pudiera darle el alumno. Luego de que los chicos llevaran su equipo a su casa empezó un proceso de “Customización” o personalización de los equipos. Los alumnos cambiaron el fondo de escritorio que venía por defecto. Se trata de un fondo azulado que tiene en el margen inferior izquierdo la leyenda Conectar igualdad y el link www.conectarigualdad.gob.ar.

Cargaron música, descargaron imágenes –sobretodo de autos- y juegos. Asimismo, en  las Netbook escribieron con Liquid Paper el nombre de cada uno. No pude saber si fue iniciativa propia o hubo una instrucción en ese sentido. La docente me comentó que el uso que tienen es sobretodo recreativo, hasta el punto de que en el recreo muchos salen con las Netbook a jugar. Le pregunté si tenían habilitada una red interna para chatear, me dijo que sí, pero que no la usan, no sabe si por desconocimiento o por falta de interés.

Por lo que me comentó los planes de capacitación se implementaron luego de la distribución de las Netbook, pero para ese entonces ya comenzaban a bloquearse algunos equipos y no podían desbloquearlos. La tarea de desbloqueo de Netbooks comenzaron a realizarla los preceptores, pero al poco tiempo se le asignó esta tarea a un profesor de ciencias naturales. El profesor Norberto Miyan había sido capacitado para esta tarea en un curso que hizo en Mar del Plata junto con la directora. El docente asistió en calidad de “Agente transmisor”. Esto, según me comentó, implica que el docente que tenía a su cargo transmitir los conocimientos adquiridos en el curso. Algo así como un “formador de formadores”. En la práctica quedó él asignado a la tarea de desbloqueo de las netbook, tarea que realiza una vez por semana. El problema de las máquinas bloqueadas, y la demora en el desbloqueó está llevando a que la disponibilidad de máquinas para usar en las clases esté alrededor del cincuenta por ciento. Esto, según comentaba la profesora Ángela es el principal impedimento para aplicar nuevas formas de enseñanza.

De todos modos algunos docentes implementan el uso de las netbook en los procesos de aprendizaje. Por ejemplo, el profesor de lengua y literatura pide que usen el corrector de Word antes de entregar una tarea, y admite la entrega de redacciones en formato digital. Otro tipo de uso lo practican los docentes de historia, que usan la aplicación Cronos para hacer líneas de tiempo.

No obstante, me remarca la docente, que el proceso de incorporación está generando más dificultades que beneficios. Abrir las netbooks, ejecutar los programas y ver los problemas que puedan aparecer en cada computadora genera demoras excesivas. La consecuencia parece ser, en líneas generales, el rechazo al uso de las Netbooks dentro del aula. Si bien se instaló una infraestructura que permite el control remoto de las Netbooks a través de un programa de administración que utiliza la conexión WI-FI, surgen problemas técnicos que no saben como solucionarlos. Comenta la docente que preparó una presentación de Power Point para una clase y pidió a todos los alumnos que se conecten a la red que administraba: “Clase 2”. Pero en algunas terminales las presentaciones de Power Point se quedaban procesando el cambio de diapositiva y dejaban de responder, por lo que tenían que estar constantemente reiniciando las máquinas.

Ángela me comenta que, para el área de Biología se diseñaron aplicaciones interesantes y que pueden ser de mucha utilidad en los procesos de aprendizaje. Una de estas aplicaciones es Kokori, un juego en tres dimensiones. El objetivo principal del juego es utilizar unos nanobots, los cuales han sido diseñados y construidos para poder navegar al interior de una célula y realizar distintas funciones de reconstrucción, transporte, reparación y rescate. 

Imagen de la celula 3D en la aplicación Kokori.

 El programa es prometedor, pero entre sus requerimientos mínimos está tener 1GB de memoria RAM. Las netbook cumplen con este requisito, pero la carga de aplicaciones que tiene más el consumo de recursos por parte de Windows pueden dificultar seriamente el funcionamiento.

Según comentan los docentes muchos chicos se quejan de la lentitud de las Netbook, y se quejan de no tener en la escuela una conexión a Internet a la que puedan acceder. Agrega que muchas veces no las cuidan, “las llevan en una sola mano como si fuera una bandeja”. Pero comenta también que los chicos aplicados, los que tienen buenas notas, suelen ser más cuidadosos: “la apagan desde Inicio, apagar”.

Ángela me comentó que la directora Silvia envía una vez por semana mails con directivas del ministerio de educación, oferta de cursos (algunos gratuitos, otros pagos, algunos suman puntaje docente, otros no) indicaciones de los consejos escolares, etc. Los mails que envía por lo general son de divulgación y no están pensados en forma de intercambio.

En estos mails encuentra las líneas que intenta delinear el Ministerio de Educación. Me comenta que encuentra un incentivo para integrar las nuevas tecnologías, para aprovechar el entusiasmo de los jóvenes y formarse en el uso de las tecnologías informáticas aplicadas a la educación. No obstante reconoce que todas las dificultades que generan la aplicación de estas políticas educativas llevan a cierta indiferencia frente al uso de las netbooks. Encuentra esta indiferencia en los comentarios de la sala de profesores, y se justifican en las calificaciones que parecen no mejorar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s