TP María Laura

Acá les dejo el avance de mi trabajo de investigación final que, a vuelo de pájaro (un vuelo a una altura generosa, por cierto), intenta bosquejar un poco de qué se va a tratar.

¡Cualquier comentario sobre el mismo es bienvenido!

Un gran saludo,

M. Laura.

Avance del trabajo de investigación final

“Pensadores y economistas de todo el mundo coinciden en que los países que deseen tener un crecimiento económico redistributivo (…) deben preocuparse por:

  • Exportar más productos con contenido tecnológico.
  • Tener una red más densa de usuarios de Internet.
  • Contar con más profesionales en las ramas de ciencia e ingeniería.
    • Y, sobre todo, preocuparse por tener una base más amplia de trabajadores con educación secundaria completa y con mejores habilidades básicas en matemática, ciencia, lectura, escritura y nuevas tecnologías”.

 

Fragmento del discurso que Alberto Rodríguez Saá, gobernador actual de la provincia de San Luis, expuso en el Foro de Líderes Gubernamentales de las Américas en el año 2009.[1]

.

Objetivos

A partir de este trabajo de investigación final me propongo, centralmente, lo siguiente:

-Estudiar la relación entre ciertas concepciones de los fines de la educación y la aplicación de modelos educativos, en este caso, un modelo 1 a 1.

-Dar cuenta de cómo la aplicación de un modelo de este tipo, en tanto se centra en la relación con una o unas tecnologías, se ve condicionada por el marco (económico, cultural, social) en el cual se realiza.

Objeto de estudio

El estudio estará basado en el caso del programa “Todos los chicos en la Red”, lanzado por el gobierno de San Luis en el año 2008, por el cual se han estado incorporando, desde ese entonces hasta la actualidad, notebooks a escuelas primarias en base a un modelo 1 a 1.

A partir de este caso, me propongo investigar lo siguiente: las concepciones sobre los fines de la educación de, por un lado, formar trabajadores y, por otro, estar al servicio del desarrollo económico tal y como son presentadas en los discursos oficiales del programa mencionado, y la relación de estas concepciones con el concepto de Sociedad del Conocimiento presente en los discursos oficiales del proyecto “San Luis Digital”.

Es posible establecer esta relación en tanto que el programa de incorporación de netbooks mencionado forma parte de este proyecto, que fue iniciado en 1998 y que está estructurado alrededor de la idea de que la Sociedad del Conocimiento ya es un hecho y que, por lo tanto, la educación, como otras áreas de la sociedad, debe adaptarse a este nuevo escenario[2].

Desde otra mirada, interesa analizar cómo el programa “Todos los chicos en la red”, en tanto propuesta de incorporación de netbooks según un modelo educativo (modelo 1 a 1) en el que subyacen determinadas concepciones sobre los fines de la educación, está condicionado (por ejemplo, en sus objetivos) por su inscripción en el proyecto mencionado.

Pertinencia del recorte del objeto elegido

Considero que el objeto elegido y su recorte son pertinentes en relación al tema general de la investigación (“modelo 1 a 1”) por los siguientes motivos[3]:

-Se trata de un caso de incorporación de netbooks a escuelas según un modelo 1 a 1.

-Se trata de una propuesta educativa que, en tanto tal, implica concepciones acerca de los fines de la educación.

-Estas concepciones condicionan en buena medida la estructura general de la propuesta (objetivos, actores implicados, contenido, entre otras variables).

-Como este programa forma parte de un proyecto más amplio, que tiene fines y concepciones de los fines de la educación específicos, puede establecerse una relación éstos y las concepciones de los fines de la educación que se desprenden del programa.

Corpus seleccionado

Intentaré dar cuenta de esto a partir de publicaciones oficiales disponibles en páginas web oficiales (por ejemplo: http://www.sanluisdigital.edu.ar, http://www.sanluis.gov.ar y http://www.chicos.edu.ar).

Específicamente, haré uso tanto de los artículos periodísticos presentes en estos sitios como de aquellos que son propuestos a partir de un enlace a otro sitio web. También me basaré en algunas publicaciones correspondientes al programa “Todos los chicos en la Red” (por ejemplo, el libro Todos los chicos en la Red. Iniciativa de la agenda digital de San Luis, publicado en 2009) y al proyecto “San Luis Digital”.

Por otro lado, considero que el recorte del corpus es pertinente con respecto al tema y al objeto de estudio anteriormente mencionados pues, entre otras cosas, el análisis de las publicaciones oficiales permite dar cuenta de los discursos oficiales y, así, de las concepciones oficiales sobre los fines de la educación.

Marco conceptual

En primer lugar, haré una breve descripción sobre el marco contextual discursivo en el cual surge el programa “Todos los chicos en la Red”, de hegemonía de ciertas concepciones sobre los fines de la educación y de ciertos conceptos, como el de la “Sociedad del Conocimiento”. Para ello, me basaré en los trabajos de Sierra Caballero (2006), Levis (2006; 2011), Petrella (2000), entre otros autores. Es posible que este marco sea complementado con una breve referencia a la hegemonía de la ideología del progreso y del imperativo tecnológico (Schmucler, 1984; Gros, 2008; entre otros autores), así como a la concepción de la tecnología como impulsora última del cambio social (Buckingham, 2008; Levis, 2006; Area Moreira, 2011; entre otros autores).

Por otro lado, con respecto a la concepción de la educación como formadora de trabajadores, me basaré en los trabajos de Levis (2007), Petrella (2000) y Heinz (2006) para definirla. Y, en relación a la concepción de la educación como institución al servicio del desarrollo económico, también me basaré en los trabajos de Levis y Petrella mencionados, pero además los acompañaré con los de Buckingham y Sierra Caballero indicados anteriormente.

A su vez, también utilizaré el concepto de Levis de marco de uso de tecnologías (Levis, 2006) porque me permitirá considerar al marco contextual discursivo mencionado como condiciones de aplicación del programa “Todos los chicos en la Red”.

Metodología [este apartado será sometido a modificaciones]

En tanto lo que interesa es dar cuenta de las concepciones sobre los fines de la escuela de formar trabajadores y de estar al servicio del desarrollo económico, considero que un análisis ideológico de discurso, tal como el que hacen Schmucler (1984) y Sierra Caballero (2006) en sus trabajos, es pertinente.

Como no se pretende dar cuenta de, por ejemplo, las condiciones históricas de producción de estas concepciones tal y como aparecen en el programa “Todos los chicos en la Red”, no utilizaré ni un análisis diacrónico ni uno de tipo semiótico. En cambio, el análisis será de tipo sincrónico.

Es probable que el análisis de tipo ideológico, además, sea acompañado por otro de otro tipo (que aún no he definido), cuya función será proponer alguna explicación, aunque no determinista ni exhaustiva, con respecto a la preponderancia de las concepciones señaladas por sobre otras.


[1] Este discurso está incluido de forma completa en el prólogo del libro Todos los chicos en la Red. Iniciativa de la agenda digital de San Luis, que forma parte de las publicaciones oficiales del programa “Todos los chicos en la Red”. Además, vale mencionar que el foro en el cual fue expuesto es organizado por Microsoft Corporation. Ver en: Miranda, Silvia y Odicino, María Clelia (2009): “Prólogo”, en Todos los chicos en la Red. Iniciativa de la agenda digital de San Luis”. San Luis: Payné, S.A.

[2] Ver en el apartado “San Luis Digital” de la página oficial de este proyecto, a saber: http://www.sanluisdigital.edu.ar/

[3] En la formulación de los puntos dos y tres me he basado en los siguientes autores: Levis (2007; 2011), Buckingham, David (2008), Petrella, Ricardo (2000), Schmucler, Héctor (1984), Sierra Caballero, Francisco (2006) y Heinz, Federico (2006).

Anuncios

3 comentarios en “TP María Laura

  1. Hola: ¿cómo estás?
    El avance está muy bien encaminado pero ya es necesario poner orden y que lo estructures más formal y lógicamente, desarrolles lo que faltaba (recorte del objeto, ajuste de objetivo, metodología, fundamentación, criterios, análisis, técnicas, etc.)
    Aquí está el archivo con mis marcas y las de tu compañera.
    https://tecnoeducativas.files.wordpress.com/2011/10/26-oct-maria-laura.pdf
    Te sugiero revises el cuaderno de prácticos.
    Cualquier cosa no dejes de escribir por aquí.
    Saludos
    Sol

    • Hola Sol!
      Perdón la tardanza. Acá va mi segundo avance. Pido perdón de antemano por los posibles errores de escritura (mi revisión no fue muy detallada que digamos) y por las partes que me falta desarrollar.
      Ah, otra aclaración: no pude copiar mis notas al pie, no sé por qué.
      De todas formas, te lo voy a enviar por mail. Saludos!

      Segundo avance de trabajo de indagación final

      Introducción
      El presente trabajo tiene como uno de sus objetivos hacer una contribución al debate actual con respecto a la aplicación de modelos 1 a 1 en escuelas. En particular, nos inscribiremos en la discusión acerca de cómo debe ser interpretada la incorporación de netbooks, en base a un modelo de este tipo, en estas instituciones. Nosotros nos colocaremos en una postura según la cual este proceso de incorporación es pensado como un fenómeno complejo, que implica la participación de múltiples variables (económicas, sociales, culturales, etc.).
      Consideramos que esta discusión es central en la medida que, en la actualidad, tanto en Argentina como en otros países, se están llevando a cabo políticas educativas de incorporación de estos artefactos, en muchos casos según un modelo 1 a 1. Tanto el “Plan Conectar Igualdad” en nuestro país a nivel nacional, como el “Plan Ceibal” en Uruguay son ejemplos de estas políticas. Nosotros nos centraremos específicamente en el caso del plan “Todos los chicos en la Red” de San Luis, por motivos que explicaremos más adelante.
      Desde otra mirada, tendremos presente que, como política educativa, la distribución de netbooks a escuelas según un modelo 1 a 1 implica una concepción sobre qué fines debe tener la educación. Es pertinente tener en cuenta dicha concepción en relación al debate a que intentamos ceñirnos en tanto ésta puede ser pensada como un supuesto conceptual a partir del cual “se propone la incorporación de [estos] medios informáticos” (Levis, 2007). Se trataría, por lo tanto, de un marco de sentido de uso de estas tecnologías, en términos de Levis, o, en términos de Eliseo Verón, de condiciones de producción de significados sobre estos usos.
      Es por eso que otro de los objetivos del presente trabajo es contribuir a la discusión sobre los fines de la educación, tal y como ha sido planteada autores como Levis (2007), Petrella (2000), Buckingham (2008) y Sierra Caballero (2006). De forma específica, nos encuadraremos en este debate a partir de la perspectiva crítica construida por estos autores en torno al mismo. La misma nos resulta adecuada pues, a partir de ella, estos autores han dado cuenta de la hegemonía contemporánea de una concepción mercantilista de la educación en discursos oficiales relativos a programas de incorporación de netbooks según un modelo 1 a 1. Con respecto a los propósitos de la educación, esta concepción supone que esta institución debe formar trabajadores y estar al servicio del desarrollo económico.
      Con el objetivo de anclarnos en esta perspectiva, también tendremos presente otra hegemonía a nivel de los discursos oficiales vinculados a estos planes, también señalada por algunos de estos autores (como Sierra Caballero), a saber: la hegemonía del concepto “Sociedad de la Información”. Sostendremos que, tanto este concepto como la concepción de que la educación debe tener fines mercantiles, son marcos de sentido de uso de las netbooks o condiciones de producción de significados de los usos de las mismas.
      [Acá me faltaría agregar una mención sobre las ideologías de progreso y de imperativo tecnológico]
      o Objeto
      Por todo lo anteriormente expuesto, consideramos que, a los fines de este estudio, es pertinente la elección del caso del plan “Todos los chicos en la Red” . En efecto, éste se trata de un plan de incorporación de netbooks en base a un modelo 1 a 1, que el gobierno de San Luis ha estado implementando en escuelas primarias desde agosto del año 2008 hasta nuestros días.
      A su vez, forma parte de la “agenda digital” integral de “San Luis Digital” , que, según se puede observar en discursos oficiales referentes a la misma, se basa en una concepción mercantilista de la educación tal como la que hemos descrito en líneas anteriores. Esto es, en particular, una concepción según la cual la educación debe estar destinada a la formación de trabajadores y al desarrollo económico. Pero aún más: un desarrollo económico en el marco de la “Sociedad del Conocimiento” . En suma, la educación no solo tendría como fin formar “recursos humanos” (Petrella, 2000) y contribuir al desarrollo económico, sino también hacerlo en el escenario económico, tecnológico, social, político y cultural propio de la “Sociedad del Conocimiento”.
      Estudiaremos, pues, al plan “Todos los chicos en la Red” a la luz de la agenda digital mencionada, en la medida en que ésta pueda ser pensada como un marco de sentido de uso de las netbooks incorporadas a las escuelas, o como condición de producción de ciertos significados sobre estos usos.
      Por otro lado, de todos los aspectos de esta agenda que pudieran considerarse como parte de este marco de sentido de uso, nos detendremos, como ya lo hemos aclarado, en la concepción sobre los fines de la educación y en el concepto “Sociedad del Conocimiento”. También tendremos en cuenta, aunque en menor medida, a las ideologías de progreso y de imperativo tecnológico presentes en ella. Así, tanto la concepción y el concepto mencionados, como estas ideologías serán pensados como partes del marco de usos de las netbooks, o como condiciones de producción de significaciones sobre los mismos.
      o Corpus
      Hemos seleccionado, de acuerdo con los objetivos señalados de este estudio, documentos oficiales disponibles en los sitios web oficiales de la agenda “San Luis Digital” y “Todos los chicos en la Red”.
      o Metodología
      Por un lado, rastrearemos y analizaremos lo siguiente, en los discursos oficiales referentes al plan “Todos los chicos en la Red” y a la agenda digital “San Luis Digital”:
      -Indicios sobre la concepción mercantil descrita sobre los fines de la educación.
      -La definición del concepto “Sociedad del Conocimiento” y su relación con la concepción anterior.
      -Indicios sobre las ideologías del progreso y del imperativo tecnológico.
      A partir de este análisis y rastreo, intentaremos demostrar que la agenda “San Luis Digital” está basada en la concepción mercantil sobre los fines de la educación mencionada, así como en un concepto específico sobre “Sociedad del Conocimiento” que se relaciona con la primera concepción. También
      [Falta desarrollar perspectiva semiótica desde la cual voy a hacer el análisis y una segunda dimensión de análisis]

      Marco teórico
      De acuerdo con Sierra Caballero (2006), en los últimos años se ha construido un discurso hegemónico a nivel global en relación a las políticas educativas públicas, cuyo concepto central es el de “Sociedad de la Información”. En relación a este concepto, tal como es presentado por el autor, nos interesa recuperar a los fines del presente trabajo la siguiente caracterización de este tipo de sociedad:
      -Uno de sus rasgos distintivos es que todas o la mayor parte de sus actividades, ya sean económicas, sociales, culturales o políticas, están atravesadas por el uso de las TIC.
      -Se trata de una sociedad en la que permanentemente se producen cambios estructurales, a causa de, fundamental o únicamente, avances tecnológicos en las TIC (por ejemplo, la llamada “revolución digital” ).
      -Como producto de esos cambios, se ha desarrollado un nuevo tipo de economía que le es propia: la “economía de la información”. Ésta consiste, entre otras cosas , en una economía global, en la cual se considera a la información como una mercancía como otras, y cuya dinámica (de producción, distribución, comercialización) está atravesada por el uso de las TIC.
      -En este tipo de economía, el desarrollo económico de un país depende de que se lleven a cabo políticas específicas a nivel gubernamental, adaptadas a las necesidades de la misma. En particular, las políticas educativas serían protagonistas centrales del conjunto de políticas destinadas al desarrollo económico.
      -En última instancia, el desarrollo económico propio de la economía de la información y de la Sociedad de la Información contribuirán a la mejora del bienestar social general.
      [Falta incluir mención sobre la “sociedad-red”]
      Teniendo en cuenta lo expuesto, nos interesa señalar que la educación en relación a este concepto de “Sociedad de la Información” es pensada como un sector, como cualquier otro, en el que hay que invertir. Las políticas educativas, de acuerdo con esta mirada, entonces, son inversiones destinadas al desarrollo económico. Por lo tanto, la educación misma tendría como objetivo este desarrollo.
      En efecto, el concepto “Sociedad de la Información” es acompañado por una concepción de la educación que la emparenta con el mercado, lo que significa que sus fines y sus prioridades deberían basarse en la lógica de éste. Desde esta perspectiva, la escuela debería estar al “servicio de la formación del ‘recurso humano’” (Petrella, 2000), que no es un “trabajador”, concepto que supone un sujeto con derechos laborales, sino una mercancía económica que debe adaptarse a las exigencias del mercado laboral. Este sujeto debe, pues, formarse permanentemente (para, además, una sociedad en permanente cambio) y no de cualquier manera: para ser un “capital humano” debe contar con capacidades productivas (Sierra Caballero, 2006), tales como saber utilizar TIC de la forma en que se las usa en el ámbito laboral (Levis, 2007).
      Esta concepción mercantil de la educación implica, a su vez, una concepción general sobre cuáles son los fines que debería tener la educación. Ser una actividad productiva, como cualquier otra, destinada a la formación de trabajadores (Levis, 2007) y estar al servicio del desarrollo económico, esos son los fines que la educación debe tener de acuerdo con esta concepción sobre la misma.
      Ahora bien, las políticas educativas relacionadas al concepto de “Sociedad de la Información” no solo implican concepciones sobre la educación y sus fines, sino también sobre la tecnología, en la medida en que suponen un uso de las TIC. Por un lado, la tecnología es pensada como el motor último de cambios sociales estructurales e irreversibles (Petrella, 2000). El surgimiento de la Sociedad de la Información sería prueba de ello, y las políticas educativas y la educación no podrían hacer otra cosa que adaptarse a esta estructura social ya establecida. Por lo tanto, se haría necesaria la aplicación de políticas que giren en torno al uso de las TIC (como la incorporación de netbooks, en escuelas primarias y secundarias, en base a un modelo 1 a 1).
      Además, por otro lado, la tecnología es vista como una “varita mágica capaz de solucionar por sí misma todos los problemas” (Levis, 2007).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s