Malestar por la compra oficial de computadoras para alumnos

Nota compartida por Paula Ramos

Jueves 13 de agosto de 2009 | Publicado en edición impresa de A Nación

Despertó críticas una licitación por US$ 84 millones que convocó el Ministerio de Educación

Silvina Premat

LA NACION

Hoy se abrirán en el Ministerio de Educación los sobres para la licitación de una compra millonaria de computadoras, que suscitó malestar en el mercado informático y que vuelve al primer plano el viejo anhelo de la gestión de los Kirchner de proveer de máquinas portátiles de PC a los alumnos y a los docentes.

A diferencia del rimbombante programa “Una computadora por cada niño” que el Gobierno anunció en 2005, durante la gestión del ex ministro Daniel Filmus, y nunca concretó, el plan de ahora tiene un alcance menor y podría ser más costoso.

Así, de la iniciativa del investigador norteamericano Nicholas Negroponte, que iba a llegar a un millón de alumnos, se pasó a “Una computadora por cada alumno en la educación técnica profesional”, que llegará a 231.000 estudiantes. Según informó el Ministerio de Educación, se comprarán 250.000 laptops y otros tantos pendrives, 20.000 routers y tantos servidores como escuelas técnicas existen: 1156.

Se estima una inversión de 323 millones de pesos (84 millones de dólares) y las máquinas se distribuirán, a partir de abril de 2010, a los alumnos de escuelas técnicas y sus respectivos docentes, unos 25.000. Para esta operación, el ministerio contrató a la Oficina de Servicios para Proyectos de las Naciones Unidas (Unops), que cobra una comisión del 1 al 2% del monto de la licitación.

“Sabemos que, por tratarse en una compra importante, el mercado está convulsionado”, dijo a La Nacion el subsecretario de Coordinación Administrativa de la cartera educativa, Daniel Iglesias.

El funcionario explicó que se decidió comenzar por las escuelas medias, en lugar de las primarias, porque en ese nivel “existe la mayor cantidad de problemas, como la repitencia, el abandono y el bajo rendimiento académico”. Y, dentro del secundario, se optó por las escuelas técnicas porque “tienen mayor sensibilidad hacia la tecnología”.

El llamado a licitación provocó incertidumbres y quejas entre las empresas del sector informático.

Una de las empresas que quedó fuera de la licitación, porque sus productos no corresponden a los solicitados, es AMD. El CEO de esa compañía, Pablo Oporto, cuestionó los pliegos, porque “desde el punto de vista técnico no son muy incluyentes”, dijo, en diálogo con La Nacion. Explicó que la operatoria “está enfocada en un equipo más acorde con niveles más bajos: un chico de cuarto o quinto año requiere trabajar con modelos de sólidos, con aplicaciones que requieren tecnología de otro tipo”.

Fuentes del sector, que pidieron reserva de su identidad, afirmaron que la configuración de los equipos solicitada beneficiaría especialmente a Classmate, de Intel. Consultado por La Nacion, el gerente de Programas Educativos de Intel, Javier Firpo, señaló que la empresa “no participa directamente en este tipo de licitaciones porque no vende computadoras. Pero sí lo harán firmas que ofrecerán la Classmate PC, que fue desarrollada por Intel, a quien pertenece la propiedad intelectual”.

Iglesias informó que se hicieron consultas con las empresas interesadas y que muchas de sus observaciones fueron incorporadas en la convocatoria, como, por ejemplo, el aumento del peso de los equipos.

Al ser consultado sobre el plan de Negroponte dejado de lado, el funcionario dijo que no se concretó porque las máquinas no fueron consideradas adecuadas en un informe elaborado por la Universidad de Buenos Aires. Si bien se promocionó como un programa que realmente se llevaría adelante, Iglesias admitió que en ese momento el Estado “sólo había declarado su interés” por el proyecto, pero “no llegó a firmar ningún acuerdo”.

Experiencia puntana

En San Luis se aplica un programa que aspira a equipar el año que viene a los 60.000 alumnos de escuelas primarias con un equipo personal y, para 2011, a todos los adolescentes del secundario.

Así lo informó a La Nacion la ministra del Progreso de la provincia y rectora de la Universidad de La Punta, Alicia Bañuelos, quien informó que “los equipos se eligieron en base a estudios realizados por la UBA y se adquirieron a un costo aproximado de 400 dólares, en el caso de las laptops”.

En 2008 ese programa equipó a “los nativos digitales” de 22 localidades puntanas con 2386 Classmate de Intel y a sus docentes con 165 laptops. En lo que va de este año el beneficio cubrió 28 localidades con 5300 computadoras para niños y 422 computadoras para docentes, que se entregaron en comodato. No se pueden vender ni canjear.

Con la colaboración de Cynthia Palacios y Claudia San Martín

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s