Educación y Tecnología: una mirada pedagógica frente al cambio (Parte 1)

Nota compartida por María Laura Libonati

Publicada el 7 de Julio de 2010

Luz Pearson, investigadora y asesora en TICs, compartió con Canal AR su visión sobre el proceso de integración de las nuevas herramientas informáticas en las aulas. En esta ocasión, presentamos el primero de dos artículos que reúnen su opinión.

Por Lucas Delgado – lucasd@canal-ar.com.ar

En línea con los debates actuales propuestos por la inclusión de las nuevas tecnologías en el ámbito educativo, Canal AR se contactó con Luz Pearson para conocer su perspectiva sobre los cambios que está produciendo la integración de las TICs en la pedagogía. En una edición que contará de dos entregas, los lectores podrán encontrarse con el análisis de una investigadora que cuenta su versión de la situación actual que vive el país a la hora de implementar modelos 1 a 1 y usar herramientas informáticas dentro del aula, siendo parte del proceso de cambio que se está dando en la actualidad.

Teniendo en cuenta que en el país se están generando distintos planes que apuntan a adoptar modelos 1 a 1 y dar mayor importancia a la integración de TICs en la educación. ¿Cree que se están planteando debates en profundidad acerca de cómo realizar este cambio de modelo? ¿Qué elementos, en base a su experiencia, pueden resultar clave para una adecuada integración?
En general el debate acerca de la inclusión de las TIC en la educación es un debate desde el miedo: se preguntan si la tecnología es buena o mala. Si miramos un poco para atrás es volver a considerar si los libros son buenos o malos y estamos de vuelta en la Inquisición. La inclusión de la tecnología modifica las relaciones de poder en la clase. Los docentes ya no develan nada al dar un contenido porque la información y los contenidos ahora son gratis y están por todos lados. En vez de pararse y hablar tienen que moverse y plantear propuestas de trabajo que favorezcan los descubrimientos de los alumnos; el aprendizaje no se basa en lo que los alumnos no saben y los docentes completan sino en lo que los alumnos pueden crear, descubrir, producir y por lo tanto aprender. Creo que muchos de los que cuestionan a la tecnología como si se tratara de algo malo en sí mismo dejan entrever la angustia frente a una pérdida. Celebro entonces que estén concretándose planes 1@1 (aunque en Buenos Aires se den en escuelas técnicas y no en todas, aunque no incluyan la primaria, aunque, aunque…) porque en este tema el debate y los preparativos tan exigentes sirvieron de excusa para no hacer. Alejandro Piscitelli da buena cuenta en 1@1 Derivas en la educación digital de la ardua batalla (y de las derrotas) de un intento de plan nacional 1@1 en Argentina y de la gran diferencia con Uruguay, que se mandó nomás con el Plan Ceibal. Quisiera que ya estuviéramos en el otro escalón, en el que podríamos discutir y estar experimentando sobre los usos de la tecnología para aprender, que estemos todavía en que la tecnología sí o la tecnología no me parece un grave error.

El otro día una profesora de informática me preguntó qué opinaba acerca de dejar que los chicos usaran Facebook (FB) en clase. Ella me aclaró que la razón por la que no los dejaba usar FB era porque tenía en el grupo a algunos chicos adictos a las drogas y ella temía que estuvieran en clase conectándose por ese tema. Me parece que el foco del debate respecto a la tecnología suele estar así de errado: Facebook no tiene que ver con la adicción de esos chicos y, en todo caso, creo que si los chicos van a estar conectándose mediante FB con un dealer es mejor verlo que no verlo. ¿Cómo usar Facebook de una manera interesante para aprender? Debatamos acerca de eso. Porque Facebook existe, es un cuaderno y pantalla multiuso para los chicos, ¿Qué podemos pedirles que escriban, publiquen, editen, lean, creen, compartan? ¿Facebook puede servir para aprender algo? ¿Cómo trabajamos los temas de identidad digital, cuál es la educación cívica en la web, cómo se configura un perfil?

Respecto a los debates cotidianos desde la práctica de los planes 1@1 lamentablemente no pude ver mucho. Estuve buscando docentes en la web que estuvieran posteando acerca de su experiencia; me gustaría leer, por ejemplo, a docentes que hayan recibido en sus clases de escuela técnica en la provincia de Buenos Aires las netbook que está distribuyendo el Gobierno (Nacional) con el Programa Conectar pero no encontré. Es más, me gustaría estar trabajando con estos docentes para que hicieran estos blogs registrando sus aciertos, problemas y dudas; documentar el propio proceso es un gran aprendizaje, los blogs sirven mucho para eso. Una propuesta: imaginemos que la página del Programa Conectar fuese un blog en donde los docentes pudieran postear día a día su proceso. Asusta el caos que podría generarse. Yo quiero ese caos. Puede parecer imposible que los docentes se animen a exponerse de ese modo cuando todavía a veces son reticentes a compartir planificaciones. Creo que sin colaboración la educación es una mentira. Si no nos ayudamos no aprendemos.

Lo que pude aprender trabajando con docentes en la inclusión de las TIC en el aula, es que si no son usuarios de tecnología, la exigencia del cambio es una molestia que los irrita. Si bien aceptan que los resultados de la educación no son lo que querrían, la falta de tiempo para dedicarse a aprender nuevas maneras es suficiente justificación para no cambiar; la mala paga también suele ser un argumento para la resistencia. Yo veo la urgencia del cambio: los docentes ya no quieren dar clases y los chicos hacen rateadas masivas. Dicen que los cambios ocurren cuando quedarse en el mismo lugar es más doloroso que cambiar. Cuánto dolor somos capaces de soportar es otro tema.

Para mí, la clave es que los docentes sean usuarios de la tecnología para sus propios aprendizajes. Que tengan la experiencia de aprender con las TIC. Esa es la real capacitación docente. Si no, es como dar capacitaciones sobre el pizarrón y el lápiz. Así no opera ningún cambio y nos quedamos hablando de herramientas, cuando lo que en realidad está pasando es que la tecnología puede ampliar nuestra inteligencia, y eso es lo que necesitamos para desarrollarnos en un mundo cada vez más complejo. Como dice Stephen Downes “todos tenemos que ser genios”.

Leé la segunda parte de la entrevista a Luz Pearson mañana en Canal AR Educación.

Luz Pearson, por ella misma
Soy una versión beta, trabajo e investigo en educación, tecnología, e-learning, las TIC, la web social, el edupunk y el conectivismo. Asesoro instituciones acerca de la inclusión de las TIC; formo docentes en aplicaciones TIC. Este año diseñé y co-facilité TIOD10, mi primer MOOC (Masive Open Online Course), un e-learning masivo y abierto para docentes acerca de nuevas maneras de aprender. Colaboro con la cátedra de Datos de Piscitelli en la Facultad de Cs de la Comunicación de la UBA y estudio Cs. de la Educación también en la UBA. Fundé una escuela de educación no-formal y la dirigí durante tres años. Anteriormente me dediqué a la publicidad y a la comunicación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s